Puerto Rico presenta modificación del esquema de medición neta

La eléctrica puertorriqueña Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) presentó una serie de modificaciones al esquema de medición neta, que beneficiarán a las instalaciones fotovoltaicas, según informó la AEE en un comunicado. Puerto Rico es el país de la región Caribe con un mayor volumen de instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida.

AEE propone que la tramitación de la interconexión de las instalaciones fotovoltaicas de hasta diez kilovatios sea más ágil y sencilla. Ello incluye el establecimiento de un único acuerdo de interconexión y medición neta. La eléctrica señala que el 87 por ciento de los sistemas fotovoltaicos que se interconectan corresponde a instalaciones en este rango de potencia.

La propuesta incorpora los nuevos programas de Medición Neta Agregada y Medición Neta Compartida. El primero está abierto a instituciones públicas, en concreto a entidades gubernamentales y universitarias, y el segundo a los segmentos residencial y comercial.

En general y para simplificar los procesos, AEE eliminaría la inspección del proyecto, que actualmente lleva a cabo personal de la eléctrica. Entre otras modificaciones contempladas se encuentra que las instalaciones fotovoltaicas de hasta 300 kilovatios no requiera interruptor manual.

Con estas modificaciones, AEE quiere impulsar las instalaciones de medición neta en la isla. "Hemos elaborado un reglamento de avanzada cuyo propósito es simplificar y agilizar los procesos de conexión de proyectos solares a la red eléctrica, a la vez que reducirá los costos de los sistemas fotovoltaicos a escala de uno a cinco megavatios”, afirmó el director ejecutivo de AEE.
La propuesta de Reglamentación de Medición Neta se remitió a la Comisión de Energía (CEPR).

Según el comunicado de AEE, en la actualidad existen en Puerto Rico 177 megavatios en instalaciones comerciales, 104 megavatios en proyectos contratados en construcción y 110 megavatios en instalaciones de generación distribuida.

A principios del año pasado, había alrededor de 61 megavatios en instalaciones de generación distribuida en Puerto Rico, de los cuales 41 megavatios correspondía a instalaciones con contrato de medición neta.

AEE estima que se pueden interconectar al sistema eléctrico de la isla 600 megavatios en instalaciones de generación distribuida. (Redacción)