Brasil: PDE 2024 duplica objetivos solares de centrales y generación distribuida

El Plan Decenal de Energía (PDE) a 2024 aprobado la semana pasada por el gobierno brasileño contempla un objetivo de 8,7 gigavatios en instalaciones solares, el doble de lo estipulado en el PDE 2023, la versión del año pasado de este plan energético.

Se duplican tanto el objetivo de centrales solares, que pasa de 3,5 a 7 gigavatios como el de instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida, el cual aumenta de 664 MW en el PDE 2023 a 1.319 MW en el PDE 2024.

Se estima que el próximo PDE, el cual se elaborará este año, contemplará una meta más elevada de instalaciones fotovoltaicas generación distribuida debido al lanzamiento recientemente de un programa de incentivos para este tipo de instalaciones, el ProGD, según se recoge en el informe "Energia Solar no Brasil e Mundo" publicado en diciembre pasado por el Ministerio de Minas y Energía (MME).

A fecha de noviembre de 2015 estaban en operación 32 megavatios en instalaciones fotovoltaicas de conexión a red en Brasil, según el informe del MME. De ello, 10,8 megavatios corresponden a instalaciones fotovoltaicas de generación distribuida. Aproximadamente la mitad de estas instalaciones tienen una potencia de entre 2 y 4 kilovatios.

Las mayores plantas fotovoltaicas en operación en Brasil son los proyectos Fontes I y II, de cinco megavatios de potencia cada uno, en Pernambuco y el proyecto Nova Aurora, de tres megavatios, en Santa Catarina.

En el plano de las centrales fotovoltaicas, este año se prevé que se añada potencia en el estado de Pernambuco en el marco de una licitación coordinada por el gobierno regional y resuelta hace dos años.

Por otro lado, entre 2017 y 2018 deberán entrar en operación centrales fotovoltaicas con una potencia nominal de más de tres gigavatios que se adjudicaron contratos de suministro en licitaciones nacionales en el último año y medio.

Además, el Plan Nacional de Energia (PNE) a 2050 en preparación en la actualidad prevé que el 18 por ciento de los hogares brasileños dispongan de sistema fotovoltaico en 2050. Estas instalaciones generarían unos 45 teravatios hora, lo que representaría el 13 por ciento de la demanda eléctrica del país. (Redacción)