Greenwood construirá 1 MW en hospital panameño

Greenwood Energy desarrollará y asumirá la completa financiación de una instalación fotovoltaica de 1 megavatio de potencia para el Hospital Chiriquí en David, capital de la provincia panameña de Chiriquí. La multinacional norteamericana operará conjuntamente con el hospital la central solar, según informa el medio local PanamaOn.

Está previsto desarrollar la central en dos fases de 500 kilovatios cada una, cuyas obras se iniciarán en el tercer trimestre de este año. La primera fase ampara la instalación de 1.750 módulos multicristalinos del fabricante chino JA Solar sobre la cubierta del hospital, así como un marquesina fotovoltaica de unos 40 kilovatios de potencia en el aparcamiento del recinto hospitalario. Para la segunda fase también se utilizarán módulos del mismo fabricante, que se instalarán sobre la superficie y cubiertas del hospital.

Los cerca de 850 megavatios hora anuales que genere la central se destinarán a satisfacer las necesidades energéticas del recinto hospitalario. La instalación será conectada a la red eléctrica de Etesa en régimen de autoconsumo con balance neto. El regulador panameño Asep establece que el excedente de energía vertido a red sea compensado con electricidad y no monetariamente, aunque la regulación prevé incentivos fiscales para las instalaciones de hasta 500 kilovatios de potencia. No obstante, la intención de Greenwood es dotar en una tercera fase a la central de sistemas de almacenamiento con baterías para optimizar la demanda de potencia requerida de la red del hospital.

Greenwood cuenta con una fuerte cartera de proyectos en Panamá, entre ellos una central de 44 megavatios en la provincia de Chiriquí para satisfacer las necesidades energéticas de la Universidad de Panamá. La empresa anunció a principios de año que adquiriría 50 megavatios de módulos fotovoltaicos de JA Solar para proyectos solares en Panamá, cantidad que podría duplicarse según indicaba el comunicado de la empresa.

Mientras las instalaciones en autoconsumo de hasta 500 kilovatios de potencia no requieren licencia de Asep y siguen siendo anecdóticas en Panamá, los grandes proyectos crecen como la espuma. Según informaba La Prensa, el regulador energético Asep ha concedido hasta la fecha licencia definitiva a proyectos solares que suman una potencia de 328 megavatios y licencia provisional a otros 885 megavatios. Por ello, la eléctrica estatal Etesa habría pedido al regulador que no conceda nuevas licencias hasta que se evalúe la factibilidad de la inclusión de estas centrales a la red eléctrica. "Lo que se busca es evitar que cuando las plantas se incorporan a la red generen inestabilidad o fluctuaciones que afecten al resto de la línea", indicó a La Prensa Iván Barría, gerente de Etesa. Se estima que el estudio que determinará el mecanismo que se seguirá para la conexión a red de las centrales solares y eólicas estará concluido en aproximadamente dos meses. (Redacción)