Eximen del impuesto ICMS a la solar en Sao Paulo, Pernambuco y Goiás

En los estados brasileños de Sao Paulo, Pernambuco y Goiás no se cobrará el Impuesto sobre Circulación de Mercancías y Servicios (ICMS) por la electricidad inyectada a la red por los productores de instalaciones fotovoltaicas bajo el esquema de medición neta. La decisión fue tomada por el Consejo Nacional de Política de Hacienda (Confaz, por sus siglas en portugués) de Brasil la semana pasada y publicada en el boletín oficial el lunes 27.
El cobro del impuesto ICMS por la electricidad inyectada es considerado una de las principales barreras para el desarrollo de las instalaciones fotovoltaicas de medición neta en Brasil por lo que la medida, aunque se limita solo a varios estados brasileños, ha recibido una buena acogida en el sector. La entrada en vigor de esta exención impositiva tendrá lugar el primero de septiembre de este año.
Desde la Asociación Brasileña de la Industria Eléctrica y Electrónica (Abinee) ven como una "buena noticia" la exención del impuesto ICMS en Sao Paulo, Pernambuco y Goiás. "Esperamos que con esta medida la implantación de la fotovoltaica en estos estados se intensifique", indicó a pv magazine el director del Grupo de Energía Solar Fotovoltaica de Abinee Ildo Bet.
La organización Greenpeace, que al igual que las asociaciones fotovoltaicas lleva tiempo reclamando exenciones impositivas para impulsar la energía solar en Brasil, también ha celebrado la decisión del Confaz. Con ello, el país “está caminando para incentivar el uso de las energías renovables. Ahora es esencial garantizar que esta medida se extiende por los cuatro cantos del país”, afirmó Bárbara Rubim, quien es miembro de la campaña de Clima y Energía.
En las últimas semanas, Greenpeace ha realizado varias acciones para pedir la exención del ICMS para la solar y para reclamar que se fomente el desarrollo de las instalaciones fotovoltaicas en Brasil. La semana pasada, la organización propuso la instalación de un sistema fotovoltaico en la sede del gobierno central en la capital Brasilia.
Una buena "señal"
Aunque la exención del ICMS se limita de momento a unas pocas regiones es un avance para un segmento con gran potencial en Brasil. "Es una señal de los gobiernos de los estados brasileños que la generación distribuida es tomada en serio por parte del gobierno", explica a pv magazine Hans Rauschmayer de la empresa brasileña de consultoría y proyectos fotovoltaicos Solarize.
Rauschmayer considera que esta decisión también es beneficiosa porque animará a los brasileños a invertir en sistemas fotovoltaicos. La medida "apoya decisiones de los ciudadanos que hasta ahora eran escépticos", subraya.
La medida se recoge en el recién publicado Convenio ICMS 16, de 22 de abril de 2015. Se aplica a las instalaciones de microgeneración, con una potencia de hasta 100 kilovatios, y minigeneración, con una potencia de hasta un megavatio, que se acogen a la normativa 482 de 17 de 2012 de la Agencia Nacional de la Energía Eléctrica (Aneel).
Aunque el esquema de medición neta se introdujo hace tres años en Brasil, hasta la fecha solo se han completado unos 300 sistemas fotovoltaicos que suman unos diez megavatios de potencia bajo la norma. (Redacción)