ANPIER reclama energía verde para los vehículos eléctricos en España

Share

La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (ANPIER) reclama al gobierno español que condicione las ayudas a la compra de vehículos eléctricos a la garantía de que estos sean alimentados con energía procedente de fuentes renovables.
La asociación propone para acceder a las ayudas del Programa Movele 2014 –por el cual el estado español subvenciona la compra de utilitarios eléctricos en hasta 7.700 euros y hasta 20.000 en caso de autobuses–, los beneficiarios tengan que demostrar que tienen contrato de suministro con alguna de las empresas comercializadoras de energías renovables o bien probando que disponen de instalaciones particulares o comunitarias de energía solar fotovoltaica con la que repostar su vehículo.
Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier, advierte al ejecutivo que promover una movilidad sin emisiones a partir de vehículos que se abastecen del suministro eléctrico convencional es “hacerse trampas al solitario” y “un fraude hacia aquellos ciudadanos que, desde una concepción ética, no quieren contribuir al cambio climático ni a sostener la generación nuclear”.

Según indica Anpier, el consumo medio de un coche eléctrico es de 15 kilovatios hora por cada 100 kilómetros. Por tanto, para realizar estos 100 km a partir de energía eléctrica de fuentes tradicionales el vehículo produciría 4.095 kilogramos de CO2, 9,81 gramos de dióxido de azufre y 6,57 gramos de óxidos de nitrógeno. Unos valores contaminantes que serían realmente cero si el espíritu de la norma fuera en armonía con él espíritu del vehículo y del perfil de comprador, que debería consultar las fuentes de generación de la empresa comercializadora que le suministra el fluido eléctrico para conocer los impactos medioambientales proporcionales de su adquisición, indica la asociación. (Redacción)