Revés para la fotovoltaica en Portugal

El gobierno portugués ha aplicado una dura bajada a las tarifas de las nuevas instalaciones de microproducción y miniproducción para el año entrante. La tarifa de inyección para las instalaciones más pequeñas de microproducción, con una potencia por lo general de hasta 3,68 kilovatios, ha caído a 66 euros el megavatio hora los primeros ocho años y a 145 euros el megavatio hora los siete años posteriores. En 2013, la tarifa para este tipo de instalaciones se situó en 196 euros el megavatio hora los primeros ocho años y 165 euros el megavatio hora los siete años siguientes. En miniproducción, la bajada ha sido abrupta aunque no tan grande. La tarifa de referencia para las instalaciones de esta categoría, que están sometidas en su mayoría a un sistema de subasta, se sitúa en 106 euros el megavatio hora. En 2013 la tarifa de referencia para estas plantas, con una potencia máxima de 250 kilovatios, se ha situado en 151 euros el megavatio hora. La tarifa de miniproducción se paga durante 15 años, después la electricidad se vende a precios de mercado.
El cupo anunciado por el gobierno es también inferior a la potencia que se ha atribuido este año. Si en 2013 se otorgó tarifa a cerca de 50 megavatios entre sistemas de microproducción y miniproducción, este año el gobierno prevé concederla para un total de 41,8 megavatios aunque también señala que el cupo de miniproducción podría ser revisado en función de cómo evolucione este segmento. El cupo de microproducción se sitúa en 11,45 megavatios, en la línea con las directrices anuales marcadas por el gobierno y similar al de este año. En miniproducción por el contrario, el gobierno prevé atribuir 30,35 megavatios. Para este año, el gobierno había planteado inicialmente un cupo de 30 megavatios de miniproducción que fue posteriormente aumentado en unos 10 megavatios adicionales.
No solo la bajada de las tarifas ha sido especialmente abrupta para la fotovoltaica sino que una novedad es que se aplicará una tarifa mucho más baja a la fotovoltaica que al resto de tecnologías. En microproducción, el resto de tecnologías recibirá una tarifa de 218 euros el megavatio hora los primeros ocho años y 115 euros el megavatio hora los siete años posteriores. En miniproducción, la tarifa de referencia para las instalaciones que no sean fotovoltaicas será de 159 euros el megavatio hora. Los esquemas de microproducción y miniproducción en Portugal están abiertos a varias fuentes de energía, entre ellas la minieólica y la fotovoltaica, sin embargo esta última tecnología es, con gran diferencia, la que recibe la mayor parte de las atribuciones de potencia.
El mercado fotovoltaico portugués es pequeño, el autoconsumo todavía no está regulado, y las instalaciones de microproducción y miniproducción representan una gran parte de la nueva instalación solar en la actualidad. Aunque Portugal cuenta con uno de los recursos solares más elevados de Europa, con cerca de 1.500 kilovatios hora anuales por metro cuadrado en el norte del país y cerca de 2.000 kilovatios hora anuales por metro cuadrado en el soleado sureste, la potencia fotovoltaica acumulada se situaba en octubre en tan solo 270,4 megavatios, de los cuales 126,1 megavatios en sistemas de microproducción. Este año se instalaron de enero a octubre 45 megavatios fotovoltaicos, de los cuales 26,3 megavatios corresponden a sistemas de microproducción y otra parte considerable fue cubierta por instalaciones de minigeneración. (Blanca Díaz)