Sistema móvil agrovoltaico de los Países Bajos

Share

Un consorcio holandés ha desarrollado un sistema agrovoltaico móvil que, según dicen, mejora la calidad del suelo y la biodiversidad de los campos agrícolas.

El primer prototipo, denominado H2arvester, se ha instalado en terrenos de remolacha azucarera en Oude-Tonge (Holanda Meridional) y fue inaugurado la semana pasada por el Ministro de Agricultura de los Países Bajos, Henk Staghouwer.

«El concepto de coche solar fue desarrollado hace cuatro años por mi empresa y otros dos socios», explicó a la pv magazine Marcel Vroom, responsable de diseño y desarrollo empresarial del proveedor de servicios de diseño Npk design. Las otras dos empresas son L’orèl Consultancy y LTO Noord. «De momento, se están probando dos pilotos, el de Oude-Tonge y el de Lelystad, en la granja de investigación de la Universidad de Wageningen. Ambos sistemas funcionarán durante un año para comprobar el efecto sobre el rendimiento y la tierra, para demostrar que no habrá pérdida de producción agrícola.»

El agricultor local Jacob Jan Dogterom invirtió 166.000 euros en el sistema situado en Oude-Tonge, que consta de cuatro carros solares que albergan un total de 168 paneles solares y un sistema de riego que también puede suministrar agua a los alrededores. «Es un proyecto piloto, la inversión está lejos de ser completa. Seguiremos construyéndolo y, si podemos desarrollarlo a gran escala, se abaratará», dijo el consorcio.

InnovationQuarter, la agencia de desarrollo económico regional de la provincia de Holanda Meridional, ha subvencionado aproximadamente la mitad de los costes del proyecto.

 

Cada carro mide 12×6 m y es capaz de moverse lentamente, a un ritmo de 10 metros por hora, y, durante la cosecha, puede desplazarse a un lado. Según su promotor, el sistema debería cubrir hasta el 10% de un campo agrícola, que así no perdería su finalidad agrícola. «Se trata de conjuntos móviles de paneles solares, montados sobre estructuras ligeras y apoyados sobre ruedas, que se desplazan en direcciones predefinidas», explicó además Vroom.

El sistema también podría combinarse con un electrolizador para producir hidrógeno, que podría utilizarse como combustible ecológico para aplicaciones agrícolas. El calor residual procedente de la generación de hidrógeno también podría utilizarse para secar cultivos, como la avena, la hierba y la alfalfa. «La solución de convertir los kWh generados directamente en hidrógeno no sólo proporciona una planta de producción autónoma, sino que también es una solución a la necesidad de equilibrar la producción y el uso de la energía generada sin preocuparse por los refuerzos de la red eléctrica», dijo Robert Jacobs, especialista en energía de L’orèl Consultancy.

El proyecto forma parte del Programa H2GO, que es un programa de innovación que apoya la combinación de electricidad e hidrógeno verde. Los socios del proyecto son Kitepower, Npk design, L’orèl Consultancy, Rho, Accenda y TU Delft, entre otros. Según sus creadores, H2arvester es un modelo de energía circular para una economía local y regiona

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.