Cuando el viento no sopla, no te preocupes, el sol brilla

Share

“¿Qué sucede cuando el sol no brilla y el viento no sopla?” Esa pregunta es una objeción muy bien conocida en contra de la energía renovable que la define como demasiado intermitente y poco confiable para proporcionar un suministro de energía constante y seguro.

Sin embargo, es un argumento que no se ha escuchado con demasiada frecuencia en los últimos años, ya que las filas de los oponentes de energías renovables se han reducido de manera significativa y la energía eólica y solar han demostrado ser más confiables y predecibles de lo que se pensaba.

Una demostración de esto ha sido ahora presentada por Vaisala, un proveedor finlandés de productos y servicios de observación y medición metereológica, que ha informado sobre la ola de calor que afecta a países occidentales como el Reino Unido, Francia, España, Alemania, Bélgica, los Países Bajos y gran parte de Escandinavia, y que ha creado las condiciones para una producción considerablemente mayor de generadores de energía solar para coincidir con una caída en la generación de turbinas eólicas.

El viento y la energía solar pueden equilibrarse

Los mapas de rendimiento eólico y solar de la compañía en Europa muestran que los recursos de energía eólica en julio fueron 20% más bajos que el promedio, pero que la irradiación solar compensó esta diferencia. Vaisala afirma que sus mediciones, obtenidas de casi 40 años de datos eólicos y solares, demuestran claramente que la energía solar aumenta cuando hay una escasez de viento, al menos en Europa. “Europa es una de las pocas regiones del mundo donde las anomalías solares y eólicas están constantemente contra-correlacionadas en grandes regiones geográficas”, dijo la compañía, en relación con la ola de calor causada por un sistema de alta presión que se prevé que pueda persistir hasta Octubre.

“Estos nuevos datos muestran que las anomalías a gran escala no son una ocurrencia única, y puede ser hora de que el mercado europeo siga el ejemplo al pensar en cómo puede volverse ‘resistente al clima'”, dijo el Director de Energía Renovable de Vaisala, Pascal Storck. “A menudo, las tecnologías eólica y solar se contraponen, pero la realidad es que una cartera diversifica será la solución a la variabilidad a largo plazo”.

Los autores del análisis, sin embargo, subrayan que no todos los países de Europa occidental vieron este efecto de equilibrio. Portugal, por ejemplo, vio caer tanto el viento como la energía solar.

“En última instancia, la inversión en datos meteorológicos y climáticos sólidos y específicos del sitio sigue siendo un requisito fundamental, especialmente cuando el mercado europeo entra en una fase posterior a la subvención en la que los márgenes del proyecto son cada vez más estrictos y el impacto de cualquier escasez de recursos se siente más que nunca. “, agregó el Sr. Storck.