T-Solar refinancia € 503 millones de deuda

T-Solar, división de negocio renovable del grupo español Isolux Corsán, ha logrado prolongar hasta 2034 el vencimiento de un crédito de 503 millones de euros que mantiene con 22 entidades financieras. Un crédito sindicado liderado por BBVA, y entre los que también figura Santander, Bankia y Société Générale, según indica Europa Press.
La deuda corresponde principalmente a la financiación de parques eólicos y fotovoltaicos. El incumplimiento del pago podría haber abocado en la ejecución de las garantías. T-Solar gestiona una cartera de proyectos solares de 326 megavatios pico, la mayor parte de ella centrales en España ya operativas. La empresa sacó a subasta en junio de este año su fábrica de módulos de capa delgada en Orense, que estuvo operativa entre los años 2008 y 2013.
El reciente acuerdo supone la mayor refinanciación de una empresa fotovoltaica española desde el gobierno español comenzara una reforma energética y en las que muchas empresas solares españolas como Isofotón se quedaron por el camino. Las últimas en renegociar exitosamente su deuda han sido Solarpark (94 millones de euros), la termosolar Solar Yield (200 millones) y Renovalia, que fue recientemente comprada por el fondo estadounidense Cerberus.
Lo que empezara en diciembre 2010 con un recorte retroactivo de la tarifa regulada para las instalaciones fotovoltaicas bajo el mandato socialista, fue culminado en la posterior legislatura del Partido Popular con diferentes medidas que afectaban a la retribución de las centrales solares ya construidas, hasta culminar en 2013 con la abolición de la tarifa regulada y su sustitución por un complejo mecanismo de retribución, cuya articulación no fue definida hasta 2014. La constitucionalidad de dicho mecanismo de “rentabilidad razonable” y la incertidumbre generada hasta su definición ha sido recientemente cuestionada por el Tribunal Supremo español.
El grupo Isolux ha interpuesto contra España dos reclamaciones ante el Instituto de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo, al considerar que algunas medidas de la reforma incumplen la Carta Europea de la Energía.

La refinanciación de T-Solar facilita a Isolux su venta. El grupo ya anunció el pasado verano su intención de desprenderse de su filial renovable. (María Rosado)