Uruguay busca instalar parques solares a gran escala en el plazo de un año

El decreto aprobado recientemente por el gobierno uruguayo para la contratación de 200 megavatios (MW) fotovoltaicos ha fijado un precio máximo de compra de electricidad de 91,5 dólares estadounidenses el megavatio hora (MWh) para parques con una potencia de entre cinco megavatios y 50 megavatios disponibles en el plazo de un año. Para las instalaciones disponibles entre el 1 de junio de 2014 y el 1 de junio de 2015, el gobierno ha introducido una reducción lineal del precio hasta un precio máximo de 86,6 dólares estadounidenses el megavatio hora.
Las solicitudes para este tipo de proyectos deberán ser remitidas en el plazo de cuatro meses desde la aprobación del decreto, según reza el texto. Los contratos de compra de electricidad (PPA) se cerrarán posteriormente con la empresa eléctrica Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE) para un plazo de entre 20 y 30 años.
Además de este cupo de 200 megavatios, el decreto también contempla la adjudicación de seis megavatios fotovoltaicos mediante concurso. Un megavatio corresponderá a instalaciones con una potencia de al menos 500 kilovatios mientras que otros cinco megavatios serán para plantas con una potencia de al menos un megavatio.
El precio de las instalaciones de la categoría de entre un megavatios y cinco megavatios deberá ser al menos un 20 por ciento menor al precio de la categoría de hasta un megavatio. Si la categoría de uno a cinco megavatios no se cubre, entonces se podrán cerrar hasta tres contratos en la categoría de hasta un megavatio.
El gobierno uruguayo ha fijado que el componente nacional de inversión sea del 20 por ciento. De no cumplirse con ese porcentaje, el precio de compra de la electricidad podría verse reducido. La reducción máxima podría alcanzar el 10 por ciento.
"Dado lo acotado de los plazos de la convocatoria se ha establecido como mínimo de participación de componente nacional del 20 por ciento, en el entendido de que esa participación es obtenible a partir de la incorporación de bienes y servicios obtenibles ya hoy día localmente", ha señalado Wilson Sierra, director de Energías Renovables de la Secretaría de Energía a pv magazine.
En Uruguay no existe de momento ninguna producción de módulos solares. Sierra ha destacado sin embargo la voluntad del país de apoyar una producción local. "No obstante lo anterior, si algún oferente manifiesta voluntad de avanzar en la instalación de plantas para producir celdas o inversores en el país, Uruguay cuenta con un conjunto de instrumentos fiscales (a través de la aplicación de la Ley de Promoción de Inversiones) que desde ya adelanto que estarían disponibles para favorecer esa decisión", ha añadido.
Uruguay inauguró el pasado mes de marzo su primer parque fotovoltaico, una planta piloto en Salto. Otra planta piloto solar se construye en la actualidad en Minas. El país sudamericano también tiene una regulación de balance neto, bajo la cual sin embargo no se han instalado todavía un gran número de sistemas fotovoltaicos. (Blanca Díaz)